Seguidores

Translate

viernes, enero 30, 2015

EL CUERVO

“Nunca más” contesta ella mientras apura el vacío


Juan Pérez Porrón la ve desde la ventana. Es, desde aquí, una sombra que se desliza en el mediodía de un día de apremiante luz, es una sombra inútil en un paisaje futurista, sobre una estructura arquitectónica de reinventado fin. Da cuenta mientras la observa, envuelto en un cómodo batín, de unos jugosos taquitos de jamón que ayuda a pasar con un ribera joven, fresco y de impecable transparencia. El semblante es serio y la actitud tranquila, mastica pausadamente y pondera, por las pistas, en este punto mismo del devenir, cuantas posibilidades hay de estar ante el espectáculo, el gran espectáculo. Echa a volar la imaginación  y  en virtud  de algunos detalles  hilvana una historia que a modo de pupa va envuelta en los hilos de su certera fantasía, son cosas de la experiencia.

“Se apagó la luz y cesó la música no quise, entonces, más que oír tu voz, pero ya no estabas, amor”

 Parece oír su voz mientras la ve caminar, a trompicones, intentando   alcanzar la cima del puente, no mira al abismo,  y de vez en cuando, se agarra a la barandilla, sus manos son como las garras de un  cuervo, crispadas, enjutas. Una brisa pasajera le trae un murmullo y  quiere oir como     añade:

 “Nunca más” 

 En realidad a Juan esta monserga no le interesa pero no por eso deja de causarle una curiosidad morbosa, no acaba de entender de aquellos que se dejan desencantar por la vida misma, se abandona a esta duda sin inquietud, también él amo una vez y en la cima de un puente cualquiera hubiese dado la vida por ella… pero no ocurrió así.
La mirada aviesa ante el caminar indeciso, la sombra de la mujer avanza:

“Y así me he quedado entre el no querer y la nada, porque volver a la estridencia para no echarte de menos me mata”

Levanta la vista y   se pierden en la distancia arrancando al horizonte urbano otra vez.

 “Nunca más”

La ciudad entera pronuncia en un susurro de negro plumaje, como aburrida, como ausente, como ejecutando un papel inapropiado.
    Está ya Juan seguro de lo que va a ocurrir  y se prepara para ver el instante mismo en el que el todo y la nada se enlazan, gerundio que en primera persona del singular conjuga del verbo que jamás tuvo nombre o ninguno pudo aún pronunciar.
    Ya nadie reposará entre tus piernas abiertas después de arrancarte del pecho palpitos de pasión, está seguro, sabe que esa sombra no tiene vuelta atrás. Recuerda Juan mientras liba la última copa de vino alguna madrugada de silencio exhausto, de aromas inconfesables, quizás se siente responsable:

 “ No te tires” murmura él
 “Nunca más” contesta ella mientras apura el vacío con insospechada determinación.

Mañana leerá Juan Pérez Porrón en los sucesos el caso de esta muchacha, cubrirá de siglas el recuerdo mientras dure el instante en que habrá de recordarla… luego nunca más, ni aún cuando otra sombra evocadora, no termine nunca de cruzar el puente.

Currículum vitae de  esta fotografía.

1. Mención como mejor foto del día por ig_global_bw
2.Mención como mejor foto del día porbnw_splash


Fotografía: Guada_Gijon M Cué
Relato: Cristina Flantains




3 comentarios:

mercedes fernández castro dijo...

Donde es esa maravillosa foto?
Me encanta ese dúo que hacéis. Mejor imposible

Cristina .Flantains dijo...

l Puente románico de origen medieval "Pont Vell de Besalú".

Guada_gijon M. Cué dijo...

Buenos días Mer,
El origen de la foto, como ya te comenta Cristina es un pueblo Medieval llamado Besalú, que está declarado como conjunto histórico-Artístico Nacional, tenemos el lujo de contar con una buena guía por Gerona. Un besazo