Seguidores

Translate

lunes, noviembre 09, 2015

Y LOS SUEÑOS...



Veamos, dijo Marieta, tumbada boca arriba: ¡Una!, pasa y quédate ahí; ¡dos!, noooooo, tú eres la cinco,  dos salió del rebaño royendo una brizna de hierba ; ¡tres! , estaba entre las primeras, con cara  cansada pero feliz, “qué nos traes aquí tres… preciosa corderilla, ya la pondremos número: tres que sois dos. ¡Cuatro!

El rebaño  amarrado a un errático murmullo bovino, observa a Marieta.

Dan las cinco en el reloj de la iglesia.

Cuatro no aparece…  ¿cuatro o catorce? Veinticuatro. Beeeeeee. Uf, esta no me suena de nada. ¿ eres tú? Beeeeeeeeee. Pasa anda.

Dan las siete en el reloj de la iglesia.

Lunática ya no juega con los hilos retorcidos de las cortinas que Mimi va sacando con sus uñas cuando trepaba por ellas. Marieta se despereza, el gesto preocupado… la veinticuatro vuelve a faltar.




Fotografía: Guada_Gijon 
Relato: Cristina Flantains

3 comentarios:

Vichoff dijo...

Me encantó cuando lo leí por primera vez y me sigue encantando, Cris.
Es una forma lúdica, tierna y conmovedora de describir el insomnio.
Creo que solo tú podrías hacerlo así.
Un abrazo enorme.

Esther Planelles dijo...

Supongo que los gatos tampoco duermen mucho. Queda descartado el método de las ovejas, son demasiado alocadas y no saben numerarse. Muy edificante :-)
Un abrazo.

Cristina .Flantains dijo...

Vichoff. La gente insomne sufre mucho, pobres. El mundo de los sueños, del sueño... ese reset con puertas en todas las direcciones. ;). Gracias por leer y decir, cielo.

Esther. Los gatos me encantan! jaja. Gracias por leer y decir. Un abrazo